Categoría: Salud

Ejercitar la memoria para rendir mejor

La pérdida de memoria es algo que nos preocupa, sobre todo cuando en el ámbito laboral nuestra agenda empieza a ser imprescindible para no olvidar qué debemos hacer. Muchos estudios confirman que ejercitar la memoria y el cerebro ayudan a mejorar su capacidad. Por ello, en el artículo de hoy vamos a ver algunos ejercicios diarios que nos ayudarán a mejorar nuestra memoria y cuáles son los beneficios principales de hacerlo. Recuerda que si te interesa el sector, puedes especializarte en nuestras escuelas asociadas.

La importancia de ejercitar la memoria

Al igual que hacer ejercicio físico es bueno para nuestro cuerpo, el entrenamiento cerebral nos ayuda a mantener nuestra memoria y mente sana, contribuyendo a un mejor funcionamiento. Como ya sabréis, el cerebro es nuestro órgano rey. Se encarga de gestionar todas nuestras funciones corporales y vitales a través del envío de señales nerviosas que llegan a nuestros órganos y sistemas. Se compone por más de cien mil millones de neuronas, que son las que permiten que nuestro cerebro pueda continuar desarrollándose, permitiéndonos enfrentarnos mentalmente a las tareas cotidianas y enfrentarnos a cualquier desafío.

Por ello, al igual que cualquier otro músculo de nuestro cuerpo, el cerebro necesita estímulos y ejercicios que le permitan evolucionar y mantenerse alerta. Además, con la ayuda de los ejercicios también retardamos el envejecimiento cerebral, lo que provoca que nuestras neuronas tarden más en volverse lentas o poco ágiles.

¿Qué beneficios obtenemos de ejercitar el cerebro y la memoria?

Se ha comprobado que la estimulación cerebral favorece al desarrollo de nuevas interconexiones neuronales, lo que compensa el deterioro natural por edad de nuestra memoria y cerebro. Sin embargo, no es el único beneficio que podemos obtener de ejercitar la memoria:

  • También nos ayuda a mejorar el funcionamiento de nuestra memoria a corto plazo
  • Nos ayuda a ser más ágiles y rápidos en nuestras funciones mentales
  • Mejora la comprensión lectora
  • Aumenta la creatividad
  • Mejora la autoestima
  • Reduce notablemente los niveles de estrés
  • Nos ayuda a ser más felices
  • Mejora nuestra capacidad de razonamiento
  • Incrementa nuestra capacidad de resolver problemas
  • Incrementa nuestra concentración
  • Puede prevenir 1 de cada 3 casos de Alzheimer

Ejercicios útiles para ejercitar la memoria

Nunca es tarde para comenzar a ejercitar la memoria, sobre todo, si buscamos aumentar nuestra concentración y rendimiento. Memorizar palabras o relacionar conceptos son algunas de las maneras más sencillas que existen de ejercitar nuestro cerebro. A continuación, os dejamos algunas actividades que podéis empezar a poner en práctica:

Pensamiento visual

Las relaciones visuales son una de las formas que tiene nuestro cerebro para memorizar objetos y conceptos. Por ello también es beneficiosa para trabajar la memoria. Observa detalladamente un objeto/paisaje, cierra los ojos y haz memoria. Intenta reproducirla con el mayor número de detalles posibles mentalmente.

Pasatiempos

Es indiferente si realizas crucigramas, sopas de letras o sudokus. Los pasatiempos siempre han sido de gran ayuda para ejercitar el cerebro y la memoria. Además, podrás mejorar la comprensión del lenguaje o incluso potenciar tus habilidades numéricas y matemáticas. ¡Todo ventajas!

Lectura comprensiva

Leer es otra actividad al alcance de cualquiera de nosotros. Da igual si es una novela, un comic o el periódico. La lectura permite descubrir nueva información, ampliar el vocabulario y, sobre todo, estimular la memoria. Gracias a la lectura comprensiva el cerebro pone en marcha dos procesos: el reconocimiento de las palabras y la obtención del significado del texto. Si quieres intensificar sus beneficios, lee en voz alta. Te ayudará a perfeccionar tu agilidad mental.

Escucha música

Si la música es imprescindible en tu rutina diaria, te alegrará saber que gracias a ella puedes ejercitar la memoria sin esfuerzo alguno. Cuando escuchas música estimulas las conexiones neuronales del cerebro. ¿Un consejo? Hazlo justo antes de empezar a memorizar algo, te ayudará a retenerlo con mayor facilidad.

Escribe

Estar conectados todo el día a las pantallas nos ha hecho aparcar a un lado el lápiz y el papel. Sin embargo, escribir a mano es un hábito que entrena las habilidades motoras, cognitivas e impulsa la capacidad visual. Además, podrás mejorar tu ortografía y expresar mejor tus emociones.

Estimula tus sentidos

La memoria olfativa nos permite captar momentos de nuestra vida y hacer que perduren con el paso del tiempo al recordar ciertos olores. Nuestro cerebro estimula la memoria episódica, que junto con la memoria semántica, consiguen almacenar experiencias pasadas que nos permiten mejorar nuestra memoria. El tacto también es un sentido que podemos estimular para una mejorar nuestra memoria. Colocar varias monedas en una taza y con los ojos cerrados intenta adivinar el valor de cada una de ellas.

El coaching personal, qué es y cómo puede ayudarte

Cada vez son más las personas que recurren a las sesiones de coaching personal para buscar una solución a su falta de motivación. Dichas sesiones se basan principalmente en la confianza que se establece entre el coach, o entrenador, y el cliente, obteniendo así resultados favorables relacionados tanto con el ámbito profesional y personal.

Continúa leyendo si quieres saber más y recuerda que puedes especializarte en el sector a través de nuestras escuelas asociadas.

Qué es el coaching personal

Tal y como comentábamos anteriormente, los conceptos de coach y coaching se han extendido mucho en los últimos años. Aunque parezcan novedosos, para conocer su origen y evolución, debemos remontarnos a la filosofía griega.

Los diálogos de Platón ya se basaban en una secuencia de preguntas bastante similar a la estructura actual de una sesión de coaching. Sin embargo, un tiempo después, allá por el año 470 a.C., Sócrates creó un método denominado mayéutica. Dicho método le permitía indagar en el interior de sus discípulos a través de diferentes preguntas.

Los años pasaron y no fue hasta la década de los 70 cuando comenzó a aplicarse dentro del ámbito deportivo. Timothy Gallwey, profesor de literatura y capitán del equipo de tenis en la Universidad de Harvard, comprendió que el freno principal de un deportista era su mente, no su cuerpo.

Una década más tarde, otros entrenadores deportivos popularizaron diversos métodos de trabajo en los que basaban sus ejercicios en motivación y el autoconocimiento, logrando que cada uno de los deportistas ejercitara al máximo las habilidades personales que les llevarían a aumentar su competitividad y rendimiento.

Este hecho llamó la atención de psicólogos, profesores e incluso empresarios, que quisieron adaptar dicho método de entrenamiento a cada una de sus áreas de trabajo.

De esta manera surgió lo que ahora conocemos como coaching personal, que puede definirse como una práctica orientada a mejorar el desempeño individual de las personas en cualquier ámbito.

¿Para qué sirve el coaching?

Cuando una persona recurre a la ayuda de un profesional en el ámbito del coaching personal, puede hacerlo porque busca diferentes beneficios que no es capaz de conseguir por sí mismo. Entre ellos destacan:

  • Ayuda o motivación para lanzarse con un proyecto empresarial
  • Reducir el miedo ante situaciones de cambio personal
  • Ayuda para conseguir lograr sus objetivos profesionales
  • Falta de motivación
  • Definición de objetivos personales o profesionales
  • Mejora de las relaciones personales/profesionales
  • Reducir el estrés
  • Gestionar mejor el tiempo
  • Mejorar su bienestar personal
  • Autoconocimiento

¿Qué debo estudiar para ser coach?

La demanda de perfiles profesionales relacionados con el ámbito del coaching ha aumentado significativamente en los últimos años.

Un coach entrena el pensamiento del cliente para que pueda experimentar cambios profundos y duraderos en cualquier ámbito o aspecto de su vida. En Grupo Tarraco Formación contamos con diversas escuelas asociadas que disponen de un amplio abanico de posibilidades formativas con las que poder especializarte en el sector del coaching personal. Una de nuestras formaciones destacadas es la especialización en Coaching Personal, certificada por APENB, de la Escuela Europea de Terapias y Bienestar.

Sin embargo, una buena formación no es suficiente para poder ejercer dentro de este ámbito laboral y profesional. Algunas de las habilidades imprescindibles que se deben tener en cuenta para ser un buen coach son:

  1. La empatía
  2. La constante formación del sector
  3. La escucha activa
  4. Buena capacidad de comunicación
  5. Poder de motivar al cliente
  6. Responsabilidad ética
  7. Coherencia y paciencia

Qué es el estrés laboral y cómo combatirlo

El estrés laboral es uno de los problemas más habituales actualmente cuando se habla de trabajo. Y es que sus consecuencias pueden ser terribles, tanto si hablamos del ámbito laboral como del ámbito personal. Algunas de sus causas pueden ser las jornadas de trabajo excesivas, la falta de motivación o la autoexigencia.

A continuación, vamos a ver cómo podemos identificarlo y remediarlo. Recuerda que puedes especializarte en el sector en cualquiera de nuestras escuelas asociadas.

¿Qué es el estrés laboral?

El estrés laboral se define como el conjunto de respuestas a nivel cognitivo, fisiológico y emocional que tienen relación con ciertos aspectos negativos dentro del contexto del trabajo.

Estos aspectos pueden afectar negativamente a nuestra salud mental y física.

¿Por qué se produce?

Hablamos de este concepto cuando principalmente hay un desequilibrio entre la demanda o carga laboral ordenada y los recursos que posee el trabajador para llevarla a cabo. Sin embargo, esta no es la única causa.

Otros de los motivos más habituales por los que los trabajadores sufren estrés laboral son:

• Las altas o bajas expectativas económicas
• La presión por parte de los directivos
• Motivación insuficiente
• Ausencia de reconocimiento del trabajo
• Los conflictos entre compañeros
• Cargas excesivas de trabajo
• Largas jornadas de trabajo y ritmo acelerado
• Preocupación por un posible despido
• Poca conciliación laboral y familiar
• Autoexigencia
• Mal clima laboral

¿Existe el estrés laboral positivo?

La respuesta es sí, y es coloquialmente conocido como eustrés. Este concepto hace referencia a la respuesta adaptativa o positiva que puede generar el estrés en el sujeto llegando a ser beneficiosa para mejorar el rendimiento laboral del trabajador.

Entre los beneficios de este lado positivo del estrés laboral, se encuentra principalmente la capacidad de mejorar salud psicológica del sujeto. Sin embargo, también podemos diferenciar:

  • Mayor estimulación en la resolución de los problemas
  • Estimulación de la creatividad
  • Mayor manejo de las emociones
  • Mejor clima laboral y personal
  • Motivación

Cómo combatir el estrés laboral:

1. Identifica el foco de estrés

La clave está en identificar qué situaciones son las que crean más estrés para poder así combatirlo eficazmente. Puedes ir apuntando a diario tus pensamientos o sentimientos en una agenda. De esta forma, con el paso de los días, podrás identificar los patrones de aquellas situaciones que te estresan y cómo reaccionas ante ellas.

2. Pon límites y descansa

Debido al avance tecnológico que vivimos, es posible que estemos conectados al trabajo las 24h del día. Por ello es importante establecer límites. Esto nos ayudará a evitar los efectos negativos del estrés laboral y el cansancio mental que eso conlleva.

3. Intenta reaccionar positivamente

Según la Asociación Americana de Psicología, se recomienda combatir el estrés con opciones saludables como la práctica de ejercicio, meditación o cualquier hobby.

4. Habla con tu jefe

A veces puede resultarnos complicado comunicarnos con nuestros jefes y superiores. Sin embargo, conversar sobre nuestras necesidades, experiencias y sensaciones es vital, sobre todo para aclarar qué esperáis o necesitáis el uno del otro. Una buena comunicación en este sentido evitará que se produzcan situaciones que entorpezcan tu potencial en el trabajo.

5. Apóyate en tus compañeros

Contar con la ayuda de amigos y compañeros puede mejorar la capacidad de los trabajadores para manejar y controlar el estrés laboral. Ábrete y permite que los demás te escuchen y ayuden.

#iguru_soc_icon_wrap_614cc9ab5a464 a{ background: transparent; }#iguru_soc_icon_wrap_614cc9ab5a464 a:hover{ background: transparent; border-color: #fba700; }#iguru_soc_icon_wrap_614cc9ab5a464 a{ color: #fba700; }#iguru_soc_icon_wrap_614cc9ab5a464 a:hover{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a49c1{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a49c1:hover{ color: #fba700; }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a49c1{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a49c1:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4b62{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4b62:hover{ color: #fba700; }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4b62{ background: rgba(251,167,0,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4b62:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4c43{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4c43:hover{ color: #fba700; }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4c43{ background: rgba(196,196,196,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4c43:hover{ background: rgba(196,196,196,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4d04{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4d04:hover{ color: #fba700; }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4d04{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4d04:hover{ background: rgba(255,46,46,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4dc5{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4dc5:hover{ color: #fba700; }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4dc5{ background: rgba(255,242,242,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4dc5:hover{ background: rgba(255,244,244,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4e76{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4e76:hover{ color: #fba700; }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4e76{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_614cc9ab5a4e76:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }